La Nueva Realidad Sindical impulsa mejores prácticas y políticas en los centros de trabajo a fin de erradicar los casos de violencia, acoso u hostigamiento sexual y prevenir la discriminación por razones de género. La representación proporcional de género en las directivas renueva los valores del mundo sindical.
Fuente:
Secretaría del Trabajo y Previsión Social